Follow by Email

sábado, 26 de abril de 2014

Estrofas de palabra y tiempo.


I
Las personas son las que engañan 
y no las palabras.

II
Sin saber,demasiados hablan,
cualquiera puede hablar
pero pocos darán
sentido a sus palabras.

III
Demasiadas veces me he equivocado,
yo solo quiero llegar a viejo
y reírme del pasado.

IV
Mienten mas que hablan
y eso que no callan.

V
La palabra que más me gusta
es la que te provoca una sonrisa,
por aprovechar aprovechemos el tiempo,
las oportunidades y lo que queda de la vida.

VI
Aunque no nos guste,
las lágrimas siempre aparecen
para salar los momentos más dulces.

VII
Nada es como siempre,
solo somos niños
envejeciendo de repente.

VIII
¿Quieres amar?Pues ama,
pero ama con cabeza
y no consientas nada.

IX
Por las veces
que metí la pata,
que un beso tuyo vale más
que mil de otras tantas.



Lobo de secreto.

Ya hice del presente un pasado
callado
como calla un muerto,
no cabré en mi tumba con tanto secreto
pero bueno,
sabemos que pasa:
podrás conseguir que el lobo no ataque
pero jamás que de la pata.

Yo soy el lobo
que solo se conforma con el oro
y jamás la plata,
nunca me verás dar la pata
pero si meterla,
aullando a su piel blanca luna llena.

A mi no se me enciende la bombilla
si no mil lámparas,
a mis cualidades no las odies,
mejor ámalas,
que el mejor vestido que te queda
son mis sábanas.

Solo se recuerda.

Besos de portal
se acaban apagando,
son muchos momentos
pero mas los malos,
pero son solo los buenos
los que acabamos recordando.
¿Porqué discutimos?
Solo añoro el abrazo
en el que dijimos lo siento
y como si nada hubiera pasado.
Olvidamos las palabras
y solo queda ese beso robado
que no sabemos como llegó
a unirnos tanto,
y ahora solo quiero saber
que fue lo que nos separó,claro,
como si pudiera saberlo
tan solo preguntando.
Si dejamos que todo se pierda
recojo y me marcho,
es lo último que recuerdo
que tras aquel beso
nos acabamos separando.

jueves, 24 de abril de 2014

Flor sin pétalos.

Duele la espina que rasga
no solo la piel si no el pesar,
rasga las palabras mi garganta
cuando las suelto sin pensar.

Los rayos cayeron lejos de mi
pero acertaron a darme,
en la inspiración más profunda que pude sentir
nunca jamás en mis carnes.

Y nunca derramé una lágrima,
nunca dejé caer un sentimiento,
la vida es fugaz y rápida
como para pasarla entre lamentos.

Callé,aunque no siempre
hice lo que debía de hacer,
nunca la digo a mi madre que la quiero
y llegará el día en el cual me arrepentiré.

Mis sueños son de espigas
que al sol se bruñen,
mis ojos al horizonte miran
como las nubes se escabullen.

Entre la espada y la pared
solo vi una alternativa,
leer una rosa,escribir un clavel
y provocarte una sonrisa.

Y solo fue un instante,
otro verso de Neruda,
una mirada penetrante
que nos dejó el alma desnuda.

Yo ya no se como relatar,
olvidé demasiadas cosas,
olvidé como olvidar
y ahora aprendo a volar entre hojas.

Abrí una puerta extraña
que no daba a ningún lugar,
solo a ver como daña
el tiempo cuando le da por pasar.

Cantó el alba en tonos agudos,
la luna llego tarde con sus palmas,
y ahora tomo por seguro
que no volvería a quedarse blanca.

Infatigable aun cabalga
sobre unas manecillas retorcidas
que hieren a quien las ama,
aunque aveces, misericordiosa,cura heridas.

La flor a sus pétalos lloró
al verlos caer tan deprisa,
solo un tic tac sonó
con una malévola sonrisa.


Y así pasó.

Me negué a abrir los ojos
y a chocarme con lo inevitable,
nunca hice caso
y ahora los daños son irreparables.
Me sentí pequeño
cuando era un gigante,
me sentí enorme
cuando cualquiera podían aplastarme.
Creí que nadie me quería
porque olvidé que tengo madre,
llegué a pensar que todos me apreciaban
cuando esperaban apuñalarme.
Hubo desamparo en mi pequeño corazón
donde cabe gente muy grande,
llegué a desear el mundo
cuando el mundo apenas vale.
Soñé con despertar a su lado
y ahora solo sueño con despertar tarde,
comí siempre más con los ojos
y por eso nunca pude amarme.
Ambicioné tener alar
para poder elevarme,
ambicione unas alas por un cielo
al que nunca llego a rozarle.
Aceleré mis latidos
y nunca se volvieron estables,
actué sin pensar en consecuencias,
por eso fui lamentable.



miércoles, 23 de abril de 2014

Sigo esperando.

Sigo esperando que me presten esperanza,
que alguien me ayude a levantar está cruz,
sigo esperando merecerme una alabanza
como espero que el cielo deje de ser azul.

Sigo esperando a que me sonrían sinceramente,
que no sea por un malsano interés,
sigo esperando lo que me merezco
como espero volverte a ver.

Sigo esperando que todo vaya bien,
que las ruinas sean objeto del olvido,
sigo esperando a levantar
como espero no haber caído.

Sigo esperando a que el triunfo llegue,
a que se acerque ese momento,
sigo esperando que todo esto ocurra
como espero haciéndome viejo.

El tiempo hace el olvido.

No supe esperar
y me impacientó
el soportar
al corazón
que no lograba callar
y necesitaba atención,
y así pasó,
que marchó
a ver si te lograba encontrar,
pero solo encontró
una verdad
y es que si el tiempo se demoró
ya llegará
un nueva amor
que acabe con la soledad.

Se escapó,
no aguantaba más,
navegó
por aquel mar
donde casi se ahogó
por no saber nadar,
y ahora va
de bar en bar
cantando aquella canción
que ella nunca supo cantar,
y se reencontró
con aquel que nunca le supo valorar,
mirándome me habló:
latiré si no me vuelves a atar a ella jamás.

Preciosa al verte.

Solo dime que querer tenerte
no es para valientes,
ya me tembló demasiado el vientre
con gesto nervioso y una palabra ausente.
No me acostumbro a verte
y rozarte aveces,
rezarte por como eres,
ser como vienes
silenciosa y bella,
mortal y consecuente.
¿Dónde queda
esa vieja leyenda
de que si amas fuertemente
aparecerá ella,
preciosa doncella
que besa suavemente?
Vacío todo queda
si la luna llena
incita a desnudarte delicadamente,
pero las manos tiemblan
por el toque de tus caderas
excitando a mi torturada mente,
solo queda
una lenta manera
para poder quererte,
una fugaz realeza
ante la maleza
en la que un sentimiento crece,
locura plena
si el silencio reina en tu boca
como Poseidón sobre las olas
que conquistaron mi marea
como siempre,
en la que navego a la deriva
por tu cuerpo ondeante
con una triste sonrisa
en mi sombreado semblante
buscando la conquista
de un antes
que no volverá a ser como siempre,
solo fui un triste adolescente
soñando con poder quererte,
porque siempre quise
poder verte reírte,
morirme
y mirarte,
callarme
con tus labios enfrentados
y los ojos alarmantes
paseando
por cada uno de los antojos
que Dios dispuso en tu cuerpo,
y así sigo loco,
loco por un beso,
o simplemente tonto
por creer poder poseerte
eternamente...


Una vida desde lejos.

Si sigo respirando es porque mis pulmones lloran,
sigo buscando sonrisas 
al fondo de esos ojos que brillan
con una luz que me vuelve sombras.

Razono conmigo mismo y me mantengo expectante,
soy de preocuparme por poco
reír por mucho como un loco
e impresionarme con una buena frase.

Yo ya no lloro si el río suena,
solo son ruidos
provocados por descuidos
que generan esta marea que me lleva.

Algunos se creen Dios al mirarse por la mañana,
tontos obviamente
que de tanto creerse 
les hizo ignorar que Dios no sangra.

Se me han escapado mil oportunidades, tiempo y mujeres,
pero atrapé sueños raros
que poco a poco llevo a cabo
y me harán recuperar lo ausente que tanto duele.

Vi la vida muy de cerca,
sonreír no sirvió de nada,
la muerte siempre acecha
somos cigarros en su última calada.

Poco a poco más ausente sin conciencia ni razón,
vivo por ti,
por mis plegarias y rezos,
vivo...porque me mueve el corazón.

domingo, 20 de abril de 2014

Ni el tiempo cura.

Con la sonrisa cosida
los dientes bailaban con el frío,
¿Desde cuándo no nos vemos?
Tristemente ya sonrío.

Demasiado tiempo a lo largo
se tumbó encima mío,
y cuando el corazón se calmó
la lengua cobró brío.

Ya no caigo en tus encantos,
solo caigo en tu embrujo
belleza femenina
que no pertenece a este mundo.

Y si uno de tus cabellos
roza un poco de mi  piel
normal que me sienta herido,
herido por no poder sentirlo otra vez.

Y que mal piedad si no sales
de mi cabeza, de mis sueños,
de mi triste y maltratado corazón
que te conserva dentro.

Morir por ti, dulce muerte,
así es como lo siento,
que lo que no te dije con palabras
ya te lo diré con un beso.


Tantas.

Tantas palabras no resumen un beso.

Tantas locuras en mi cabeza
que plagan a mis versos.

Tantas visitas haces a mis sueños
donde te toco para después
no rozarte estando despierto.

Tantas veces ambicione acariciar tu piel
que sentí morir por dentro,
para morir sin ti en mi desgracia
y tenerte al alcanzar el cielo.

Tantas ocasiones de vernos
separados pero juntos
por una forma de ser los
locos de esta vida
donde no nos tenemos.

lunes, 14 de abril de 2014

Penas de mujer.

Se cansó
de escuchar
que el dolor
no la ayudará
a poderle odiar.

Y se odió
por amar
a quien no debió,
ahora está
en aquel bar.

Todo se bebió,
se iba a ahogar
en donde encontró
un lugar
donde nada llega a importar.

Y se cayó
en sus penas a llorar,
nada la salvó
de soñar
con poderle alcanzar.

Pero el no apareció
y sin dejar hablar
al corazón
empezó a divagar...
en futuros que jamás existirán.

Se armó
al final
del valor
que da
el no tener
que perder
ya.

Y le llamó,
le dijo la verdad,
el oyó
y sin ella terminar
él se esfumo otra vez más...


Sin distancia.

Tanto camino se perdió
por decidir buscar una sonrisa
donde una vez la lágrima cayó,
donde solo las penas nos ahogaron
a morir por sentir pasión
y si la única fuga de la vida
es la imaginación,
ella sin alas  se la aferró
y por mil mundo idílicos
voló y voló.
Me desperté en un sitio
donde mi alma no durmió,
los sueños que no tuve
nadie los amó.
Perdí el tiempo,la compostura,
perdí de mi ambición
aunque las nubes me guiaban
como tu cuerpo
me guiaba por tu habitación,
recorrido entero por una sensación
y por tu dedo intranquilo
dibujando en mi pecho pasión,
latidos que ruegan
que la distancia que una vez se esfumó
no vuelva para hacerme perder
toda tu atención
y si Dios
decide que sea así
que me perdone,
porque no le perdonaré yo.

Paloma sin alas.

Se perdió entre lágrimas
y de tanto llorar
se acumularon las penas
que compusieron ese mar
donde versos son barcos
que tienden a naufragar
y a vararse sin más
pasión que la que otorgan
esos ojos llenos de soledad
que mudos callan
y sin palabras no paran de hablar
contando una historia breve
que hería su buen estar.

Se fugó entre las derrotas
que la vencieron a cerrar
sus alas por el aire
y nunca más poder volar,
y si cayó
fue porque era esquivar
al mirar
el golpe de quien
una vez le dijo amar.
Al dormir sufrió
el brillo de sus ojos apagar,
estrella que no encuentra
motivos para brillar...

Se sintió sola
y sin que nadie la pudiese ayudar,
una cárcel sin barrotes
de injusta eternidad...
muerta pero viva,
viva sin vivir felicidad
cuando se merecía más
que un hombre
que se creía que podía atar
a la paloma que en el día 
concede alegrías 
y por la noche paz.

Se ato a su condena
sin sentir y mucho pesar
a un verdugo
incapaz de pensar
incapaz de ver lo que tenía,
incapaz de valorar
a niña bonita que podía llegar
a ser si él
la dejara volar...
y voló su alma,
voló sin cesar...

Se murió ante aquel animal
que creyó que conquistarla
era dominar...

Se apagó ante ese ser del mal
que creyó que amarla
era poseerla hasta que no pudiera aguantar...

Se calmó para ir allá,
donde él no podría
atormentarla más.

Decidió fugarse con el aire.

Ella decidió no echar raíces,
ser al viento una flor
que alcanza todos los confines
pasando de corazón en corazón.
Y, ¿hasta dónde llegó?
no lo supo ni el aire
que la transportó,
ni los pájaros
que vieron como voló.
¿Quién la vio?
La vieron cientos
pero solo uno se enamoró,
fue el mar en calma
cuando su tacto notó,
cuando oyó
que era mujer
y era pasión,
que era belleza
y dolor,
aquella que buscaba
la sonrisa que una vez perdió,
aquella a la que mataron
pero no sintió rencor,
y por ello salió
a encontrarse con
algo que la diese sentido
a eso de ser canción.
¿Dónde se hospeda?
en el día que oscureció,
en el abrazo de una madre
y de un amante
en su pasión.
Apareció
de vuelta
cuando el viento regresó,
no era un recuerdo
si no algo que nunca se olvidó,
un amor
que necesitaba respirar
el aire con el que se fugó,
no pidió perdón
pues no encontraba
una razón,
solo encontraba una salida
que con un encogido corazón
aprovechó,
era todo lo que somos,
lo que soy yo,
es palabra muda,
un grito sin voz,
un canto,un lloro,
es frío y calor,
es valor,
rabia,pena,
calma y frustración.
el hombre la reclama,
es cuando la llamó
por un nombre extraño
con el cual se bautizó
y ahora es una nueva mujer
llamada inspiración...



Honor y causa.

Duele el verte partida,
moribunda y a la espera,
el no verte unida
por y para la clase obrera.

¿Cuántos murieron por ti,
tierra buena, España?
lucharon por la libertad,
por una república igualitaria,
España libre ayer,
Monarquía nos esclavizó a la mañana
siguiente,
partidos y mil partidos
sueñan con poseerte
y cuando te poseen
no saben que hacerte.

En honor a abuelos
y demás antepasados
tricolores no era una bandera,
era un sueño arrebatado.

Que dan igual los colores,
lo que importa es lo que representa,
mirar por la mayoría
no por burgueses que esclavizan
a la clase obrera.
República socialista
porque sino, ¿de qué?¿para qué?
mártires y fe,
por Lorca, Miguel Hernández,
para que su muerte no fuese en balde...

¡Feliz día de la República! Paz para esos familiares vuestros que murieron defendiendo la libertad de este país.

sábado, 12 de abril de 2014

Disculpas.

Sin reparo
ni locura
soñando con
poder verte desnuda
pensando
con soltura
que la vida
es demasiado dura
como para
no pedir disculpas
a aquellos que
te insultan
y por ello pierden
el tiempo que no usan
para sus cabezas
que no inculcan.

Ausencia del momento querido.

Si los malos momentos
dan sentido a los buenos
tu ausencia a los "te quiero".

Ausencia de estados emocionales
reconocen la caída del reino
que habita en mi cuerpo
derribado por el tiempo
por acciones banales
acusadas en un momento
por el ciego
que ha visto lo que no vemos
con nuestros ojos ignorantes.

Saber que las culpas
depende de la consciencia
o de la conciencia
pero que se llevan a la tumba.

Y así acaba la historia,
sin pena ni gloria:
Tú ausente,
yo derruido y culpado,
solo hallamos suerte
entre nuestros brazos.

Conciencia y alma.

Mi conciencia grita
y mi alma palmea,
se rinde,
dejas que se rinda
y luego te golpea,
que triste...
motivos de mi vida
que se vean
si volviste,
la casa intranquila,
desordenada y fea,
la revolviste,
y ahora se marchita
ahogado por la marea
porque reíste
y cerraste la salida,
no esperes que me crea
que te arrepentiste.

viernes, 11 de abril de 2014

Encuentro.

Solo encuentro un estado
en el cual no me encuentro,
una razón que no razona,
una muerte en la cual no muero
y no lo entiendo,
solo busco un modo de levantar
pero resulta que no he caído,
hablar conmigo mismo
y hallarme más allá de mis sentidos,
un encuentro discernido,
un capricho resentido
que agobia a mi decidido
ego herido,
y, ¿Dónde me he perdido
que no me encuentro?
Tal vez en un cielo 
el cual nunca rocé con mis dedos
o en el suelo
que tantas veces me ha recibido
mullido
y perplejo.
Encuentro,
el maullido
de un perro,
el ladrido
de un gato viejo
y el repetido
sueño
 en el cual me encontré sorprendido
en mi mejor momento.

Santuario.

Me pierdo en mi mismo
cuando cambio mis formas,
cuando llora
la razón y el sentido
que me diseccionan
y me pregunto:
¿Qué importa?
Ya pasaron horas
y no llego el segundo
en el que dejo de hablar a solas.
No se donde queda 
el horizonte tras un "hola"
si es una ola
que tras la respuesta
alcanza calma y se agota
tras un susurro
y dos gotas
rotas
en el futuro 
que nada nos soluciona,
pero,el tiempo contesta,
el alma no razona
solo se sazona
con sal y pimienta
en heridas hondas.



martes, 8 de abril de 2014

Camarero.


Camarero,
ponle otra,
sus penas nadan
en vasos de ron cola,
desesperado quiere ser ciego
ya que no ve como nada se soluciona.

Camarero,
fuga las horas,
haz de psicólogo,
el alma esta bastante sola,
por tanto, camarero,
ponle otra.

Juntos.


Llámame por mi nombre
o llámame la atención,
la locura pasajera,
pasajera por tu habitación.

Comámonos el mundo,
suframos una indigestión,
quítame la ropa o los prejuicios;
pero nunca la razón.

La mujer primavera.


Tacto perfilado y recto
se desplaza por tu vientre,
baja al cielo
donde vivir por siempre
entre sentidos no sensatos,
es la falta de besos
la que me enciende
a rogar por no desearlos.
La caricia de tu viento
me hace estremecerme
por notarlo
pero, ¿Qué siento
si no más que endebles
emociones de descaro?
Tu cuerpo está hecho
de rosas del jardín más verde
y es para admirarlo;
por ello temo
como romperle
si llego a tocarlo.
Ilusión donde me estrello
y estrellas veo,
tú una,dos tus labios
y no se quiere
más que besarlos
por su aspecto tierno y fresco
que con la brisa vienen
y el huracán llora callado
al llevarlos lejos,
de mi, por siempre,
pero no me rendiré hasta encontrarlos,
por bellos,
por verdes...
porque me han matado.

De lo que oigas.


De lo que tú oigas
no te creas ni la mitad.

Te grite "te odio" pero
no que fuese verdad.

Ángel corrupto.


La pedí que me llevase a su casa
y me llevó al cielo,
ya sabía yo que era un ángel,
la que tocaba la lira y el sentimiento.

Se le cayó una pluma de las alas
y con mi sangre escribí un poema,
un "por favor, no te vayas."
pero levanto el vuelo hacia el sol que ciega.

Su marcha fueron mil cuchillos
de hielo atravesando este apenado pecho.
Vuelve, por favor vuelve,
llévame a tu casa de nuevo.

Sin ventrículos sigo latiendo,
con esperanza de que ella vuelva,
sus alas no se fundieron,
mi corazón resultó ser de cera...

Y ahora que ya curé la herida,
tras muchas sal y fuego,
tras todo eso de nuevo viene,
que desfachatez, abrir la herida de nuevo.

A la que una vez vi.


Solo la vi una vez,
solo fue eso, una ocasión
de la cual me enamoré.

Vestía una holgada camiseta blanca,
un baile azul
en unos ojos que infartaban.

Sus ojos eran firmamento
por los cuales querer volar
en el mundo de ensueño.

Unos rasgos delicados
que tan solo pedían
ser acariciados.

Un pelo liso juguetón,
un sueño de oro
para mi corazón de latón.

Pechos elevados y vientre atracción,
donde pasear mi dedo
dibujando sin razón.

Unas piernas de acantilado
donde chocaba la marea
de mis emociones alterado.

Un toque femenino
en unos labios
que rogaban ser mordidos.

Un ángel que infundía amor,
pero me freno mi pecho
sin aire y sin valor.

Conformismo del recuerdo.


Conozco el sentido
de lo sufrido
por ser vivido,
de carecer sin haber tenido
algo que hiciese sonreír.

Si para cuando has venido
me has herido
sin haberte detenido
en lo que yo te había querido
poder decir.

Que echar de menos
a algo que nunca se tuvo
es como añorar besos
y abrazos pertenecientes al futuro.

Es una melancolía 
por una melodía
que nunca se compuso,
por esas caricias tuyas que quise
y nunca diste
porque querías a otro y punto.

Es una cena fría
a medio día
como plato para uno,
aunque la soledad sonría
de mi solo tenía
un loco prematuro.

Que la vida se recuerda
con sabor a miel,
que la felicidad no es eterna...
pero el recuerdo si lo es.

Fui.


Fui el vientre de mi madre,
fui su cariño y comprensión,
fui juegos en la tarde
y fuente de diversión.

Fui los libros que leí,
fui los golpes que di,
fui el principio y fui fin.

Fui primeros tibios besos,
abrazos de quien me quiso,
fui poesía en mi cuaderno
y en su corazón bienvenido.

Fui extranjero para ella,
hermanos para otras,
fui la luna llena
y los aullidos de lobas.

Supe lo que decir
y como vivir
y que es todo eso si no las cosas que fui.

Universo finito.


Somos gigantes ante la hormiga,
hormigas ante lo infinito.
La mente del curioso humano se limita
solo ante aquello que ha visto.

Hoy el universo existe,ayer no lo hacía,
la Tierra era plana y los sabios incomprendidos.
El corazón al alma poseía
y ahora solo sangre es su contenido.

El universo es un poema,
un solo verso
que resume la naturaleza.

El universo es eso,
la frase perfecta
de: el universo es nuestro entendimiento.

Muerte y vida.


Viendo a la muerte pasar
yo la pregunto:
-oye muerte, ¿a dónde vas?

Va a donde Dios la a de mandar,
ella no debate con ningún
mero hecho existencial.

Viendo a la vida pasar
yo la pregunto:
-oye vida, ¿Porqué te vas?

Va a donde la puedan contentar,
se va con la muerte,
por siempre jamás...

Composición de vida.


I
El llanto y el deseo,
la estafa del espíritu bondadoso
ante todo aquello que creo.

Una lágrima de azúcar
por las mejillas se desliza
y los labios endulza.

un deseo cumplido,
una noche con mil estrellas,
los sueños conseguidos.

II
La sonrisa y la tristeza,
no combinan pero bueno,
puede ser falsa certeza.

La sonrisa de caramelo
que nos tienta con
tan dulce aspecto.

La tristeza salada 
que afecta
con lágrimas que amargan.

III
La caída y el levantamiento,
el tirar todo al traste
para endurecer cimientos.

La caída de un sistema,
el que esclaviza
para que otros se enriquezcan.

El levantamiento del pueblo
que está cansado
de estar hambriento.

IV
El trabajo y la pereza,
tan enfrentados 
en tu cabeza.

Trabajo duro
que compensa
dando frutos.

Pereza de corto plazo,
pues te arrepientes
con el largo.

V
El llanto y el deseo,
la sonrisa y la tristeza,
la caída y el levantamiento,
el trabajo y la pereza
componen lo que veo
y veo que nadie lo reza.

No digo que te quiera ni que te odie.


No digo ni que te quiera
ni que te odie,
solo digo que odio cuando te alejas.

No digo ni que te odie
ni que te quiera,
solo digo que quiero unir nuestros corazones.

¿Qué es amar?


¿Qué es amar?
Ni yo lo se ni tampoco quien ama.
¿Qué es amar?
Es escapar por la ventana.

¿Qué es amar?
Un sentimiento de locura, supongo.
¿Qué es amar?
Pues lo que siento al mirar tus ojos.

¿Qué es amar?
Deja atrás la respuesta.
Que es amar
si no tus ojos de la mar morena.

Fugas del tiempo.


La hora del mes,
el mes de la hora.
¿Quién lo va a saber
si se pierde entre las olas?

Una marea de arena,
una duna de mar.
¿Quién lo tiene en cuenta
a la hora de remar?

Chirridos de bisagras,
el polvo acumulado
en la hora más pesada.

Mes de agosto acalorado,
enero y sus heladas,
con hora: El tiempo fugado.

Silencio.


Silencio...tss. Muere el silencio.
Dos palabras tontas y baratas
compran lo que no tiene precio
y lo rompen,
conquistan con el tedio,
el que como mucho es incómodo,
cayó ante los asedios
de quienes lo rompen y poco valen.
¡Silencio! Muere el silencio.

Prisión.


Entre barrotes negros
la luz tenue es firme
ante el  prisionero
de la vida que dice
que su pensamiento
no es otro que ser libre.

Luna entre nubes,
sol entre vientos del céfiro,
que todo lo que sube
conoce al fin, el mismo camino.

Por costillas silofónicas,
egocentrismos acentuados,
por esquelas y crónicas
y entre ellas ningún villano.

Por los lujos innecesarios
por enfermedades inesperadas,
fruto maduro fueron sus labios
y ahora por el tiempo bayas gastadas.

¿Quién escapa de la vida
de sus barrotes negros?
una pesadilla
y todos sus prisioneros.

Marrón otoño.


Marrón otoño
vino para quedarse
en los iris de tus ojos
que supieron reflejarme.

Manos de porcelana
tocan este rostro,
mal ángel de la guarda
que me robo tu apoyo.

Recuerdo el futuro
y mantengo su decoro,
e el brillo oscuro
de tu marrón otoño.

Carente.

Codiciada alma
que se fuga de mi regazo
dejando una estela de esperanza
que se perdió con tu abrazo.

Un simple complemento,
el color minoritario,
el quinto verso
en el cual desconectamos.

¿Qué tiene él?
Ante mi carencias,
perdida la fe
y con ella mis creencias.

Me ignoras
y lo cargas de intención
en esa hora
en el último adiós.

Escultura.


De porcelana fina,
delicados detalles,
brillante sonrisa
que mantiene expectante
de tu querer.

¿Qué es la vida?
¿Una tortura o un escape?
Decide tú,bonita,
no vaya tu arte
a echarse a perder.

Frutos dulces tus mejillas,
tus caderas, curvas insinuantes,
tus ojos, como brillan,
parecen astrales
y que al firmamento quieren volver.

Frescura que no marchita
de tallo firme y elegante
con labios que incitan
a no controlarse
por volverte a ver.


Me cansé.


Cupido antes
solo daba amor
pero de ver siempre felicidad...
yo creo que se cansó.

El árbol siempre mantenía
sus hojas del mismo color,
pero verlas eternas monocromáticas...
yo creo que se cansó.

La lágrima fue dulce,
empalagaba su sabor,
pero de ser una sosa...
yo creo que se cansó.

El vaho era invisible,
iridiscente en tu respiración,
pero de aguantar a la soledad...
yo creo que se cansó.

Tus palabras fueron hirientes,
muy tornadas de valor,
un discurso eterno
en el que quien se cansó si no yo.

Guerra.


Muere en ella
¿Quién muere?
muere el inocente
cuando no es su problema,
muere el panadero,
el albañil y el parbulito,
muere sin él quererlo
porque otros lo han querido.
Muere el soldado
que creyó en falsas causas justas,
si no mueres tú,muere el hermano,
todos pagan la multa...
Muere el padre y el abuelo,
mueren hasta mujeres y niños
y hasta el que ya está muerto.
Cierran los ojos y rezan por seguir vivos,
vivir eternamente es imposible,
morir hay que morir de algo 
pero no asesinados,
por favor,es algo imprescindible.

Es la viuda más vieja,
se abraza al poderoso y le provoca,
la luchan pero nadie la derroca,
a esta mujer llamada guerra.

Madurez.

Desde que el patio de mi casa ya no es particular
no he vuelto a ser el mismo,
en mi casa solo hay sombras,
sombras que dejé de aquel niño.

¿Qué es mi vida si no parchís?
Añoranza al comparar el presente con el recuerdo,
llegaba a las diez tras sacar el cinco e iba feliz,
ahora por mucho que tiro no llego a casa a tiempo.

Mi corro de la patata, ¿qué fue de él?
Fue paro de chucherías en bolsas de kioskos,
de querer ser el mejor
si ahora soy el mejor si me reflejo en tus ojos.

El pilla-pilla descansa en herencia para los siguientes,
ahora solo se pillan catarros
por los aires que tienen las mujeres
en la forma de tratarnos.

¿Dónde están los ascos por las niñas?
Ahora si nos faltan no sabemos que hacer,
que no las quiten de nuestras vidas,
uno no sabe lo que vale algo hasta que lo llega a perder.

Desde que las pedorretas guardaron silencio
los deseos empezaron a hacer ruido;
pretenden pagar por mis recuerdos por debajo de su precio,
por ello nunca me descuido.

Mi fe y el polvo.


Nunca olvidaré eso
de " a mi nada de palabras 
si no hechos."

Me enseñaste a defender
a aquello en lo que yo crea,
a nadar
pero no dejar
llevarme por mareas.

Le hablo a Dios
pero soy incapaz de echarle las culpas,
porque nunca,
olvidaré
tus "al patio o a la calle,
pero en esta casa no se fuma."
Yayo, yo nunca fumaré...

La rabia de que te hayas tenido que ir,
el no poder disfrutar más de ti.

Nunca vi tanta fortaleza
como la que guardaba tu alma,
preocupado siempre por tus nietos
dándonos la charla.

Visita la luna y cuéntame su magia,
un hombre sincero en un mundo de falacias.

Por tus "¿A que aspiras?
¡Espabila!
Nadie te va a dar nada hecho,
que para descansar ya habrá tiempo."
Y es que eras tan grande 
que hasta el cielo
se te queda pequeño.

Con gusto hubiese cargado tu cruz,
que no hay nadie que más me haya apoyado que tú.

Tú estuviste y estarás
cuando el dolor me haya,
más hubiera querido Romeo
amar a Julieta como amaste tú a la yaya.

Si Dios te llevó
sería que necesitaba tu consejo,
tú hacías sencillo lo complejo,
un hacer que parará el tiempo,
rasgo el papel como se me rasgó 
la voz
leyendo en tu entierro.

Por si te lo dije pocas veces:
que te quería,
que aun te quieto,
¿crees en que triunfaría?
si tú lo crees yo lo creo,
pero prométeme abrazarme
si me entra el miedo.

¿Querías que no soltara el libro de texto?
Vale,no lo suelto,
solo si tú no sueltas a los que tanto te quisieron.

Tú movías los engranajes,
el capitán de esta nave
que ahora a la deriva 
se dirige hacia ninguna parte.

Caer en la cuenta,
no más llorar si las lágrimas
no te traen de vuelta.

Y lo siento si soy un borde,
pero, soy matemática sin orden,
porque merecías y no has tenido,
porque mataría por un último momento contigo.

Echaré de menos el no poder
perderme entre tus palabras,
ya llegó el día,te dieron
la aureola y las alas.

Escucha como te rezo,
como me importas,
tu me has enseñado a ser un hombre,
pero sobre todo a ser persona.

No pregunto un porque
si no un donde
¿Dónde te llevó Dios?
¿Dónde quedaran tus bostezos de león?

Que a veces siento cerca el abrazo,
pero duele,
cuando siento que te fallo.

Que no nos olvides...
Que siempre te quise...

Por los míos mi fe...


Frases.


-Por los míos mi fe.

-Te quitaba la ropa 
como el tiempo concede el olvido.

-Solo sueño con no soñar.

-Algunos no saben perder.
Yo perdí amigos y dinero.
Solo por lo segundo lloré.

-El silencio cuenta cosas
más interesantes que algunas personas.

-¿Qué me cuento?
¿Qué esperas que te cuente?
Yo me cuento dedos
pero siempre al llegar a veinte.

-Me vuelve loco tu hermosura
y tu risa que todo lo-cura.

-Demasiado inconformismo,
españoles suspendemos matemáticas
por que solo sabemos contar...
contar con nosotros mismos.

-Hablé con el, o tal vez con su cartera,
rico prepotente que la misma tierra espera desespera.

-Cuando el corazón ama
y el cerebro no lo comprende,
cuando enseñan la cartera
sin saber que: el amor ni se compra ni se vende.

-Si quieres que te lleve yo te llevo,
en el corazón, en la distancia
o en el recuerdo.

-Callando al silencio con mi hambre,
no se si mi tripa gruje o el cielo se abre.

-¿A dónde van las lágrimas vertidas?
¿A dónde van los amores cuando los olvidas?

-Tal vez soñé demasiado en esta madrugada,
el peso de mis sueños hundió mi almohada.

-La lluvia cae y la inspiración no cesa,
no levanto kilos, levanto esta conciencia que tanto pesa.

-A veces las oportunidades son trenes
que cambian de vía,
a veces las penas son más abundantes
que las alegrías.

-Tus caricias son la cuna
en la cual me mezo.
Vivo por ti y por ti rezo.

-Simplemente complejo
levantarse por la mañana
y reconocerse en el espejo.

-Cualquiera se fía,
si de cada 10 cosas que dicen de mi
11 son mentira.

-Aunque duela la verdad,
nadie es mejor que nadie es mentira,
como que lo importantes es participar.

-Aprendí que si te acostumbras a estar solo
te acostumbras a no necesitar apoyo.

-Yo ya no duermo
bastante sueño estando despierto.

No me quites la mirada y quítate la ropa,
no te pongas tímida y ponte juguetona.

-Lo bueno se hace esperar,
luego te decepcionas porque esperabas más.

-Crúzate conmigo no de brazos.

-Solo se que no se nada...porque recortaron en educación.

-Que la columna de mi templo está en tu espalda.

-En el colegio me enseñaron a escribir,
pero nunca como debía vivir.

-Es curioso que para hablar 
nos deban de enseñar,
pero sin maestro ni maestra
aprendemos a mentir por nuestra cuenta.

-Podrías parecerte a mis libros
y acostarte conmigo.

-Tanto tratar de ganaros el cielo
hace que no os merezcáis el suelo.

-Solo hay una joya que me hace sonreír,
está siempre en casa preocupándose por mi.



Gesto de porcelana.


Me enamoré de su timidez,
de sus ojos mirando al vacío,
sus tonterías de niña buena,
de sus lágrimas,gotas del rocío.
De sus ojos puros
acabé perdío,
de sus mofletes acabé
hambriento por no haberles mordío.
Su tono agudo
con lengua sin brío,
preguntas me hace
y su gesto me ha derretío,
Me la quiero llevar a casa
y por la idea río,
despedirla con cálido abrazo
para ahora morir de frío.

Si alguna vez.


Si alguna vez soy padre
quiero serlo de una niña,
para mi la más bonita
del mundo
y la más bella sonrisa.

A mi niña, a mi niña menos,
la segunda mujer de mi vida
por la que pararía el mundo
y siguiese siempre siendo una muñequita.

Con vestiditos de lunares
experto en coletitas.

Todo oídos para escuchar
sus dudas y cositas.

Posesiones.

Quien te quiere
no te hará saberlo,
que te quiero
sin tenerte
y por verte
moriré por ello.

Me porto sin maldad,
sin maldad pero con locura,
si solo sueño con despertar
y verte a mi lado desnuda.

Y ¿Dónde queda el cielo?
Demasiado arriba, creo
como para rozarle con mis dedos
y ambicionar la cura
que me cure del deseo
de verte,si no te veo,
comienza la tortura,
mis pesadillas con Morfeo.

Me veo reo
de lo que poseo
y de unas alas sin plumas
arrancadas para los poemas
que me alumbran
en la bruma
más densa.

No se en que piensas,
solo se que el diablo me tienta
por seguir vivo,
barrotes y mis manos,
demasiado inocente con castigo.

lunes, 7 de abril de 2014

Corazón.


El idioma del corazón es extraño,
pero es puro y no consiente la mentira,
solo duda cuando está callado
y cuando habla es alma dubitativa.

Corazón, relaja y frena el paso,
deja de preguntar si te quiere a la margarita
arrancando pétalos que habías contado
para oír lo que querías.

Tu latido ya es frenético y extasiado
ante chica tan bonita
que ha pasado.

Y aunque el mundo te lo diga,
el que si no lo contrario,
tú decides el fin de tu partida.

Hecho hechos.


Carecemos de fortuna,
si la vida nos tortura,
si mi mente vuela y mi voz solo farfulla,
mi alma esconde; oculta
lo que me preocupa,
por que tú jamás tendrás la culpa,
sentimientos que yacen a oscuras
sobre paredes madera entre piedras duras.

Si por dos parpadeos
creo
que muero,
pero,
poseo un momento,
sin más derecho
que una carta y dos besos.

Digamos lo que pensamos
pero no lo que sentimos,
recordar lo vivido
a pesar de lo sufrido.
Ser más concienciado
con lo que significa estar callado,
pero con ganas de contar lo que nunca digo.

Una mirada con ternura
que habla más por si sola,
un sentimiento que roza
la locura
y más nos emociona.
Si la razón nos dice,
una herida más junto con las demás cicatrices.

Decir morir.


No digo que me quiera morir,
solo digo que estoy muriendo
por el hecho de vivir.

No digo que la vida sea para sufrir,
solo digo que él que sufre
es que en su vida no tiene que decir.

No digo que sufra para morir,
mientras muero os digo
todo aquello que tenía que decir.

Aunque.

Sígueme la corriente
aunque corriente yo no sea.

Subo y bajo, bajo y subo
aunque yo no soy la marea.

Lo veo todo claro
aunque sin ti no vea.

Me trago tus malos humos
aunque aborrezco a la brea.

Por ti hago lo que quieras
aunque en mi ya no crea.

Mi cuerpo te tiene por diosa
aunque el alma es cristiana y la mente atea.

Soneto de dudas.

¿Sigues igual que ayer?
Yo ya morí
para saber
que es mejor tras de ti.

Vida,no me gusta no entender,
no supe que decir
ni que hacer
para hacerte sonreír.

Y que llego yo a ver
si solo cuando voy a dormir
en sueños te dejas querer.

Nunca te llegué a sentir
ni a tener,
por la tuya indiferencia hacia mi.

domingo, 6 de abril de 2014

Cielo.


Mi mayor error fue invertir en el cielo,
por entrar nadie paga y cada día está más lleno.

Mi mayor acierto fue no prestarte atención,
marinos se ahogaron en tu marea,
yo logré conservar intacto corazón.

Mi hambre no se sacia con palabras,
mi sed no cesa con posibles futuros de amor,
solo fuiste un montón de promesas vanas
y yo el tonto que se las creyó.

Solo quiero lo que nadie tenga.
¿Porqué ir al cielo si todo el mundo entra?

Solo quiero conservar la razón,
mi vida es música,
el ritmo ya no lo marca tú corazón.

Libre de todo, hasta de mi,
tu piel ya no es una cárcel,
rezos a una virgen francesa di
para que nada me salvase.

Orgullo.


Mírame con las manos
y no con los ojos.

Me dijiste: "Aquí estoy"
y ahora aquí estoy yo solo.

Es un corazón que por no darte
salvé de ser un despojo.

El orgullo no me abraza,
pero es que tú...tú tampoco.

Motivaciones.

La vida muere
cuando la muerte vive.

Acaba el cielo en tus ojos
como acaba el horizonte,
busco un sentimiento
porque no se donde se esconde.

La muerte borra
según la vida escribe.

Empieza el mundo en tus ojos
como comienza el llanto,
aun sin encontrar una motivación,
aun sin ella, aun me levanto.

30 monedas.

30 monedas.

Traidores que nadie espera.

30 monedas.

Hasta la sombra te abandona
si la bolsa suena.

30 monedas.

Yo valgo más que esa ofensa.

Locura.


Si la locura es pasajera
al verte decidió quedarse más que de visita,
por tus andares de morena
y luz de luna en tu sonrisa.

Si la locura es pasajera,vete,
porque tú eres la mi,
la que me estremece.

Resultados de intención.

Quise poder olvidarte,
pero olvidé como hacerlo.
Soñé con no soñar...
pero solo sueño con tus besos.

Tiempo y crueldad

Paso lento paciente
en unas manecillas
que son cobardes,
pesadas,crueles y frías,
alargando malos momentos
al saber que duelen los días.
Son manecillas afiladas
que rectas se retuercen en costillas,
perlan la sangre
que recorría mi vida.
Muero por segundos,
me desangran manecillas.

Recuerdos.

Desaloja el alma de este cuerpo
que suplica poder respirar
algo más que aire fresco,
porque todo vuelve,
como aquel recuerdo,
el recuerdo por el que sonrío,
el recuerdo por el cual muero,
muero por la nostalgia,la tristeza
o por revivirlo de nuevo;
pero todos son heridas,
habrá que aprender a convivir con ellos.

Poesía marina.

Ríos de situaciones desembocan en mi mar de emociones.

Mares componen un océano que soy yo,
yo compongo versos,
versos de súplicas,
versos de versar el corazón,
con el cielo en contra
late en contracción
dolorido al oír quejidos,
quejidos que me atraviesan con su voz.

Me atosiga el alma.
Deja de llorar, por favor,
rayos ciegan mis recuerdos,
ya perdí la visión
que me permitía ver
el posible,
pero posible siempre es el dolor.

Ríos son situaciones,
que desembocan en versos
que llenan renglones.

Rubia

Por mucho que insista
mi rubia viste defectos
y no vidrio u hojalata
¿Tanto persiste el deseo?
Dura demasiados años
el querer olvidar un sentimiento,
una historia que divaga,
pero solo por ella mis penas quemo,
si me roza con palabras
de dulce cariño por el cual muero.
Ella es la rubia
que verdaderamente me lleva al cielo.

¿Donde están?

Solo me atormentan
fantasmas que aparecen
en mis sueños de noches eternas.
Durante el día, ¿donde están?
se esconden en poemas
que guardan mis miedos
para sonreír a duras penas,
penas duras solo son
este gran problema.

El recuerdo me quema,
mi piel helada por el frío,
rico sin riquezas,
rico sin amor,
amor no me mientas,
en-amor-miento,
miento para que me quieras.

¿Donde están los poemas
y aquellos fantasmas
que me ahuyentan?
¿Donde están? no lo se,
necesito una respuesta...

Nada.

Aunque el pasado esté presente
presento mis disculpas,
disculpa si te dije "por siempre"
o "yo nunca"
y luego hice;
será por las cicatrices
que provocaron los besos que no diste,
y prometiste,
ser más considerada,
aunque promesas son aire,
acabamos en nada;
pero nada es todo,
todo mi sufrir en unos ojos
marrones como el otoño,
una mirada fija que llega a lo mas hondo.

Que me entierren.

Que me entierren como vine: Sin nada.

Que me entierren desnudo
en la tierra en la que amaba.

Que me entierren sin joyas,
sin abalorios y aljabas.

Que me entierren como vine: Sin alma.

que no te vayas.

Que no te vayas,que te esperen,
que el cielo no tiene prisa
pues el nunca se mueve.

Que porque tan rápido viene
ese ángel oscuro
cuando aquí todos te quieren?

Que no te vayas,que te quedes,
aun te queda por hacer,
aun te queda ver como termino de hacerme...

Mi fe.

Demasiado pesimismo,
tiempos en los que ni Dios
cree en si mismo.

No me creo Dios, nadie me va a adorar.
No me creo Dios...yo no se perdonar...

Creo en Dios
sin haberlo visto,
porque al igual que el aire
no lo veo,pero se que lo respiro.

Nunca estaré a gusto
si Dios castiga solo a los justos.

Ven y verás, a mi vera,
 no creen en Dios porque no lo ven,
¿pero si en las fronteras?

Dejé de creer en algunos,pero nunca en Dios,
a pesar de que se los llevó.

Ciencia¡RESPONDE!
creo en lo que veo,en lo que viste,
creo en Dios no porque oiga voces,
es porque tú existes.

Por como.

Por mi pasión, mil pasiones pasajeras pasantes,
por mi amor a la luna, mi amor a tus lunares,
¿Me quieres o me odias? Será mejor que te aclares,

sin porques,
tan solo comos,
por como oyes,
por como son tus ojos,
por como me conoces,
por como te conozco.

Patria.

Mis ojos son la ventana
con la que con mi alma
me asomo de este cuerpo y miro.
¿Cual es mi patria?
mi patria que no es
si no el metro cuadrado en el cual respiro.
Tan solo busco calma
para este espíritu que pasa
de vivir sin sentido.
¿Cual es mi casa?
mi casa que no es
si no mis 56 kilos.

¿Quién soy?

¿Quién soy?
Soy aquel.

¿Quién soy?
Soy entrañas rodeadas de piel.

¿Quién soy?
No lo se,
solo se que escribo buscando algo
en un blanco papel,
que soy poseedor de una vida,
vida,que se podría decir que es.

Soy tu eres.Ven.

Soy un cinco
que se queda en tres,
un cinco
que ansía ser un diez.

Otro más sentando
en el vagón de este tren,
para saber quien soy
me debes conocer.

¿Quién soy?
Soy aquel.