Follow by Email

sábado, 22 de abril de 2017

Mi trato.

Mi trato consiste en conocerte,
saber más del mundo,
vivir embriagado, (si Dios deja)
y perderme en tu mirada.

Mi trato consiste en soltarme,
escaparme de mis grilletes,
escupir sobre mi propia tumba
mientras bailo con los ángeles.

Mi trato consiste en constituirme,
intoxicarme pronto si puedo,
matarme si logro atreverme
a provocarme un infarto con su cuerpo.

Mi trato consiste en irme,
fugarme en cuanto sea posible,
llevarme conmigo un petate
y dependiendo de su valentía, algo más.

Mi trato consiste en empezar a tratarme,
no como un estúpido, si no tratarme,
si mi diagnóstico está cerca de la alerta roja
como yo de visitar al yayo.

Mi trato consiste en dar mi alma,
recibir nada, polvo si acaso,
salir aun así ganando, junto a un diablo
que me reclama una devolución.

Y cuantas cosas trato de hacer,
cuantos tratos rompo sin mentir.
Seguiré siendo entonces un niño
que trata de apagar la luna a pedradas.