Follow by Email

domingo, 11 de diciembre de 2016

Y si, es diciembre.

Dejé muchas frases a medias
por remendar los calcetines para diciembre,
también dejé de beber
pero por un rato, para respirar
algo de sus malos humos,
ahogando mi conciencia en silencio,
ahorcando a mi moral con el suspense
que deja en el suspiro
que hay entre el ruido
que provocan sus tacones.
Y si, es diciembre y hace frío,
rezo porque llegue el verano
y unos labios que sepan atarme
a la locura que algunos llaman amor,
pero, amor, tú me oyes como nadie
ya que nunca me respondes
a los versos que precipito contra tu presencia,
divina inspiración mía nacida de la abstinencia
ya que el alcohol lo dejé, por falta de presupuesto
o presupongo que en el puesto tercero
de mis necesidades más primarias.
Y si,hace frío, me ando cagando en la puta
y orinando por culpa de la cerveza,
culpando a diciembre por ser tan gélido
como los besos que solo imaginé.