Follow by Email

domingo, 19 de junio de 2016

Pájaros de la cabeza.

Estoy cansado,
de no saber ser,
de saber que me he equivocado,
de pisar el acelerador
cuando debería estar casi parado,
de ser incapaz de ver
cual es el momento oportuno,
si solo se describirla
y odiarme por no poder
plasmarla tal y como yo la veo.
Si ella es una bella flor,
yo tan solo un capullo,
si ver su sonrisa
es...joder...
ni si quiera se definirlo,
supongo que me hace sentir especial
y punto.
Si su parpadeo de ojos infantiles
es para mi un nuevo mundo,
y el miedo
de que por tocarla se rompa
ha inundado mi pecho,
de que en cualquier momento se vaya
me deja inquieto.
Tal vez soy demasiado inseguro,
es cierto,
pero a menudo me confundo
por culpa de esta cabeza mia
que se imagina el cielo
y aun asi me castiga
pensando que tal vez vivo
ese "cuanto más corto es el amor
mucho más largo es el olvido".
Si es su locura la cuerda
que me está atando,
si creo que es lo que mi perdida vida
andaba buscando,
el sueño que quise vivir
porque dejé de conformarme con soñarlo.
Ahora estoy en proceso,
no se ir a un ritmo adecuado,
estoy cansado
de estar solo en el comienzo,
pero trato y aguanto,
se que vale la pena si es por ello
de que no se debe forzar nada,
que la calma hará gala
de alarde y de lo que Dios quiera.
Ahora solo digo,
Dios, a ti que siempre te escribo,
recuerda siempre lo sufrido
y que por una ver que a un vivo
en vida se le compensa
no le retires el motivo
por el que creo que nos hemos conocido.
¿Pórque mi cabeza da mil vueltas?
Solo llevo sin saber de ella desde ayer,
tal vez me preocupo demasiado,
tal vez algo debería hacer,
pero que inquietud la que atenaza mis brazos
y estoy cansado,
cansado de siempre equivocarme
y perder lo que pudo ser algo.
Cansado de cansarme.