Follow by Email

sábado, 11 de junio de 2016

Karma.

¿Crees en el karma?
Yo creo que es lógico
que aquel que bien obra
más se enriquece,
aunque no siempre se aplica.
Toda mi vida ha sido
detrás de aquello que merezco,
ilusionado con cada oso
de la que vendí su piel
antes de cargar el arma,
incluso sin verlo,
pero, cuéntame,
¿no crees
que te falta algo?
Yo veo soledad
y escribo
para estar bien,
bien estoy si veo que creo
que la soledad no me escribe,
ahora sus palabras
no suenan tristes,
¿Cómo te llamas?
Caminemos despacio,
soy temeroso de caer
pues andar no se bien,
si acaso enseñame
a volar, por ejemplo,
que yo te enseñare
como un adulto
puede ser niño,
como todo puede cambiar,
que la piedra es amiga
y me invita al mejor suelo
si acaso caigo.
Ahora
hagamos un trato:
finjamos que no tenemos
ni pasado, ni errores
y aprendamos
que podemos ofrecernos.