Follow by Email

sábado, 20 de febrero de 2016

Usted.

Usted, usted, usted,
usted es una mujer
sin ningún sueño,
usted disimula sonrisas
y esconde puñaladas,
se disfraza de inocente
tras unos bellos ojos,
finge sorprenderse
cuando oye algún halago.
Usted...miente.

Usted, usted, usted,
hará como que oye
el grito de su corazón,
pero su alma, descarnada,
suspira su deseo
de transmigrar por fin,
si sus manos son
enredaderas espinosas
que cercenan la esperanza.
Usted...hiere.

Usted, usted, usted,
amará la imagen
que solo sus ojos disfrutan,
usted no entenderá
estas palabras
que yo dedico cruelmente,
eludirá mi consejo
mientras se obsesiona
con un temporal reflejo.
Usted...pierde.

Usted, usted, usted,
bella y delicada,
sensual a la par que infantil,
usted es preciosa
como una esmeralda
pero eres una joya hueca,
vacía de valor
más allá del arte visual
que supones al mundo.
Usted...miente, hiere y pierde.

Usted, usted, usted...