Follow by Email

sábado, 31 de octubre de 2015

Recopilación de arte.

Aveces las palabras dicen demasiado poco,
la consecuencias de estar cuerdo,
mi causa para ser un loco,
que, los sueños en la cabeza son pájaros sin alas,
la realidad es un cazador,
y tiene demasiadas balas.
Ahora dime porque rezas,
te daré la solución,
nadie vive solo pidiendo,
nadie siente solo por el latido del corazón.

Vivo porqué: alguien tiene que hacerlo,
porque tener una vida
no significa
que uno esté viviendo,
por mucho que se sufra
lo que otros atesoran,
será que a la soledad
nunca le gustó sentirse sola,
será que callar
nunca fue gusto de mi boca,
será que de tanto hacer tropezar
la piedra quiso ser roca.

Ignorando los fracasos
se busca la sonrisa hasta en la basura,
solo quise oficiar de yonki
y morir por sobredosis de locuras.

Ahora resido en un París constante,
entre luces y lunas llenas,
curando mis heridas lacerantes,
pensando en como era antes
de habitar en el poema,
escribiendo entre comillas
saltándome las comas,
parando tan solo donde no hay salida,
evito rendirme tocando notas silenciosas.

Aplasta la sinceridad
por el efecto de la gravedad,
pesan los actos
que no se supieron interpretar,
buscando el significado
para explicar
las osadías de no osar,
si el viento corre tanto
será que trata de escapar,
y si engañamos
es para que nos puedan pillar.

Navegando en barcos de papel plegado
naufragamos en la tinta,
es la artista
variopinta
que me pinta
para dejarme hecho un cuadro,
la sorpresa imprevista,
el canto del solista
en el amor a primera vista
que en dos minutos quedó olvidado.

Las normas para romperlas,
la vida para establecerla,
la victoria para merecerla,
la vergüenza para perderla,
la locura para serla,
la música para componerla.