Follow by Email

sábado, 19 de septiembre de 2015

Nosotros.

Aprendí a valorar,
a contemplar
la escena,
a conversar
sin necesidad de hablar,
a construir reinos con fonemas,
y ahora soy un formado
fortificado
en la fortuna de mi fuerza,
partiendo de mi posible
más que plausible
inspiración pasajera.
Que por mucho que ahorres
la vida sale cara,
no quiero abrazos de tu escote,
prefiero besos en pijama,
y que la luz se apague,
felicidad hasta en la miseria,
que ya se sabe
que hasta un peón puede ser tu reina.
Yo ya se lo que es volar sin alas,
queriendo a los míos
y aprendiendo a soñar
alcanzamos al cielo que nunca alcanzaba.
Los vasos vacíos
pero con el corazón lleno,
olvidé que era ser "yo"
por plurificar el concepto,
ahora andamos
sin saber que es estar solos,
porque cuando yo camino
es por todos,
que no me vale el ego
sino es con vosotros,
porque soy como la vista,
como un ojo,
que contemplo la imagen
pero no está completa sin el otro.