Follow by Email

sábado, 19 de septiembre de 2015

Mis acciones soy yo.

Un acto es definido como un hecho o acción pero, ¿cómo se interpreta?
Un acto es como un sueño, cada uno le da su propio significado, uno más acertados y otros más lejos del verdadero sentido. Y es que respecto a cualquier acto solo hay una persona que realmente entiende el motivo, los demás solo pueden acercarse al motor de la acción, y está persona es la que actúa.
Es esta persona la única que debe juzgar sus actos, los demás desconocen que mueve a alguien a actuar como actúa, a ser como es, no saben interactuar con el mundo que existe dentro de la cabeza del individuo, solo saben sacar conclusiones que podrán ser más o menos acertadas, pero no podrán ver que se esconde tras el acto realizado.
Un ejemplo es el altruismo. Yo puedo actuar altruistamente por ciertos motivos, (me han educado así, problemas de conciencia, empatizo demasiado, etc) y donde yo veo mi altruismo, otro verá un posible acto interesado, otro un afán de aparentar, y algunos verán el fin altruista en si, pero no entenderán que me mueve a serlo, porque mis motivos son personales e intransferibles, no serán los mismos que los suyos al fin y al cabo.
Con esto solo puedo concluir que no debe afectarnos lo que el resto piense de nosotros, porque "yo" soy un conjunto de pensamientos y acciones, dos cosas que no pueden entender, y por tanto no pueden tener un juicio analítico como tal de mi. Es por eso que no debemos dejar que los prejuicios de la gente nos afecte emocionalmente, porque eso conlleva ser otro más en la sociedad, y a mi parecer, es muy triste.
No espero con esto cambiar la forma de ver las cosas de nadie, solo procuro crear una reflexión interna, porque ahora lo "normal" es ir de excéntricos por la vida, buscando lo atípico, que no está mal, sino fuese porque todos lo buscan en el mismo baúl de disfraces; una sucia careta que trata de ocultar lo que se es en realidad con tal de encajar en alguna parte.
Hoy en día lo raro es ser normal de verdad, y lo normal debería ser respetar la identidad de uno mismo, la cual es la primera persona a la que deberíamos ayudar pues no se puede solucionar los problemas de otro si no se sabe solucionar los que uno mismo tiene.