Follow by Email

martes, 16 de septiembre de 2014

Encuentro con.

Con un temblor en la voz
el saludo se convierte en un gesto,
los pensamientos ralentizan según se acelera el corazón
y parece que se para el tiempo.

Verbo a verbo y frases simultáneas rezan,
no tengo nada interesante
salvo versos atenuantes
que en metáforas me expresan.

Poca cordura es aquello que tengo,
si te vas, te hecho de menos
pero al menos
puedo enamorarme de ver como te estás llendo.

Y no se apagará la llama
si todo fue una chispa,
un grito que proclama
que mi corazón está harto de estar hecho trizas.

Dolor que confunde a una mente cansada
de tanto vivir
en un sin fin
de malas rachas.

Solo me encuentro,
hasta sin motivos,
maldito pesimismo,
yo ya se a que sabe el suelo.

Me siento siervo,
me siento esclavo,
me odio si siento
pero aun más sino lo hago.

Una palabra en mi pecho grabada a fuego
la cual he olvidado,
creo que eran besos
aunque también pueden ser abrazos.

Caricias se perdieron
y fue su amabilidad
más su sonrisa fugaz
la que me hizo creer ser feliz en ese encuentro.

Y si las emociones me comen,
por favor que me perdonen
que no entienda las razones
de que no sean amables con los que conocen.

Solo permanezco, y bueno,
no me puedo quejar,
solo yo me soporto, creo,
solo yo me logro aguantar.

Y si solo vine solo me iré,
desnudito y callado,
solo vine y solo sobreviviré...
como vine haciendo ya desde hace tanto...