Follow by Email

domingo, 27 de julio de 2014

Ojitos verdes.

Escribo como tratando de dibujar
esos ojos infantiles que transportan.

Escribo como tratando de reflejar
ese verdor en un par de hojas.

Me empecé a cuestionar
demasiadas cosas
al poder ver los
ojos más bellos llenos
de una esperanza, verde,
 en un alma tan inocente.

Me pregunté yo solo
sin hallar una respuesta
al punto de volverme loco
¿Un ángel puede a una niña
regalar sus ojos?

¿Cuánta locura desatará
en un futuro no lejano
en aquellos débiles
de amores de verano?
¿Es un pequeño ángel
formando un diablo?

Ni los jardines, ni las selvas
pueden concentrar tanta esperanza
como esas pestañas eternas.

Escribo como tratando de encontrar
unos ojos similares, a ver si me enamoran,
pero esta vez de verdad.