Follow by Email

viernes, 6 de junio de 2014

Testimonio de lo contradictorio.

Historias de mil personas inventadas,
mitos meten
y someten
entre Tánta-
los y versos de Góngora,
no busco riquezas
pero si una vida cómoda
entre saciedad
sin soledad
en esta maleducada sociedad
me siento viejo...viejo
a mis 18 años de edad.
Mi crisis escrita en el frigo con posits,
al sexo de mis neuronas
yo lo llamo sinopsis.
Tanto sueño y poca pesadilla
es la causa de mi psicosis,
duermo si despierto,
me despierta la hipnosis,
me duermo en mi insomnio,
si muero muerto estoy
y muerto me da igual
quien esté en mi velatorio,
por eso soy un borde
que borda y brinda,
don con mis pintas
pinto en las esquinas soles
que iluminan
las sonrisas 
de los peques y mayores.
Piensa, razona, opina lo que de mi quieras,
pero habla conmigo antes
porque para opinar conozcas,
soy aquella fiera
considerada indomable
doblado entre rones y estirado por el vodka,
un cualquiera
en estos parajes
que hace tiempo que dejo de considerarse persona.