Follow by Email

domingo, 11 de mayo de 2014

Solo pienso.

¿A qué sabe el cielo si solo es polvo?
¿Dónde cae el rayo si mis pecados no son tan grandes?
¿Cómo se vive sin arrepentirse de nada
si nada hará que todo sea como antes?
Siglo tras siglo, calla la historia
escrita por vencedores elevados a inmortales,
tratan de asemejarse a Dios.
Imbéciles...Dios no escupe sangre.

Ya paso suficiente tiempo para darme cuenta
que solo yo debo pensar por mi,
tragarme la rabia y tus encantos,
a mi el orgullo si me ha hecho sonreír.

Llámalo amor propio o como tú quieras,
solo tú piensas como tú,solo yo pienso como yo,,
no elevo mi cuerpo más allá del suelo
que desde que nací a mis pies ató.
Me he perdido en mares como un naufrago
en los ojos azules de quien me miró,
desolado en desierto tan desenfocado
en los ojos marrones de quien me odió
por mis malos actos cometidos,
pero solo yo he sabido
poner empeño,ganas y corazón.

Ríe mi diablo al quitarse el traje y la corbata,
le quite las alas a mi ángel de la guarda,
no hay musa que me toque la fibra ni el arpa
pero al menos soy feliz en mi calma.