Follow by Email

domingo, 4 de mayo de 2014

Mamá

Solo hay una joya que me hace sonreír,
está siempre en casa preocupándose por mi.

Luz en la oscuridad temida de mi niñez,
la nana que acunaba mis miedos,
porque solo tú estás ahí cuando llego a caer
si no me has cogido antes al vuelo.

Y,¿Dónde está el paraíso que mereces?
Que te quiero y te querré
por mucho que me enfade a veces.

Luz entre mis sombras,
abrazo en mi soledad,
no te alejes nunca,
no te alejes jamás.

Olvida mis travesuras de niño,
olvida cuando no te tuve en cuenta,
tú me diste la vida y ahora que vivo
eres tú aquella que me da fuerzas.

Me das sin esperar a cambio nada,
solo satisfacción si llego a extender mis alas.

Que una sonrisa tuya vale más que mil palabras,
más que aquello que te pueda yo decir,
más que el cielo que nos ampara
sobre los edificios grises de Madrid.

Fuiste mis primeros pasos,
pataletas y palabras,
madre de cada uno de mis actos
y dueña de aquello bueno que yo haga.

Y créeme que si eligiésemos madre al nacer
te hubiese elegido sin pensar,
para que me pudieras ver crecer
y te sientas orgullosa al verme triunfar.

¿Qué quién si no va a esperar algo de mi?
Eres mi madre, mi motivo de vivir.

¡Feliz día de la madre a todos! En especial a la mía. Gracias por todo mamá.