Follow by Email

lunes, 14 de abril de 2014

Sin distancia.

Tanto camino se perdió
por decidir buscar una sonrisa
donde una vez la lágrima cayó,
donde solo las penas nos ahogaron
a morir por sentir pasión
y si la única fuga de la vida
es la imaginación,
ella sin alas  se la aferró
y por mil mundo idílicos
voló y voló.
Me desperté en un sitio
donde mi alma no durmió,
los sueños que no tuve
nadie los amó.
Perdí el tiempo,la compostura,
perdí de mi ambición
aunque las nubes me guiaban
como tu cuerpo
me guiaba por tu habitación,
recorrido entero por una sensación
y por tu dedo intranquilo
dibujando en mi pecho pasión,
latidos que ruegan
que la distancia que una vez se esfumó
no vuelva para hacerme perder
toda tu atención
y si Dios
decide que sea así
que me perdone,
porque no le perdonaré yo.