Follow by Email

martes, 8 de abril de 2014

Silencio.


Silencio...tss. Muere el silencio.
Dos palabras tontas y baratas
compran lo que no tiene precio
y lo rompen,
conquistan con el tedio,
el que como mucho es incómodo,
cayó ante los asedios
de quienes lo rompen y poco valen.
¡Silencio! Muere el silencio.