Follow by Email

martes, 8 de abril de 2014

Prisión.


Entre barrotes negros
la luz tenue es firme
ante el  prisionero
de la vida que dice
que su pensamiento
no es otro que ser libre.

Luna entre nubes,
sol entre vientos del céfiro,
que todo lo que sube
conoce al fin, el mismo camino.

Por costillas silofónicas,
egocentrismos acentuados,
por esquelas y crónicas
y entre ellas ningún villano.

Por los lujos innecesarios
por enfermedades inesperadas,
fruto maduro fueron sus labios
y ahora por el tiempo bayas gastadas.

¿Quién escapa de la vida
de sus barrotes negros?
una pesadilla
y todos sus prisioneros.