Follow by Email

lunes, 7 de abril de 2014

Hecho hechos.


Carecemos de fortuna,
si la vida nos tortura,
si mi mente vuela y mi voz solo farfulla,
mi alma esconde; oculta
lo que me preocupa,
por que tú jamás tendrás la culpa,
sentimientos que yacen a oscuras
sobre paredes madera entre piedras duras.

Si por dos parpadeos
creo
que muero,
pero,
poseo un momento,
sin más derecho
que una carta y dos besos.

Digamos lo que pensamos
pero no lo que sentimos,
recordar lo vivido
a pesar de lo sufrido.
Ser más concienciado
con lo que significa estar callado,
pero con ganas de contar lo que nunca digo.

Una mirada con ternura
que habla más por si sola,
un sentimiento que roza
la locura
y más nos emociona.
Si la razón nos dice,
una herida más junto con las demás cicatrices.