Follow by Email

martes, 8 de abril de 2014

Gesto de porcelana.


Me enamoré de su timidez,
de sus ojos mirando al vacío,
sus tonterías de niña buena,
de sus lágrimas,gotas del rocío.
De sus ojos puros
acabé perdío,
de sus mofletes acabé
hambriento por no haberles mordío.
Su tono agudo
con lengua sin brío,
preguntas me hace
y su gesto me ha derretío,
Me la quiero llevar a casa
y por la idea río,
despedirla con cálido abrazo
para ahora morir de frío.