Follow by Email

sábado, 12 de abril de 2014

Ausencia del momento querido.

Si los malos momentos
dan sentido a los buenos
tu ausencia a los "te quiero".

Ausencia de estados emocionales
reconocen la caída del reino
que habita en mi cuerpo
derribado por el tiempo
por acciones banales
acusadas en un momento
por el ciego
que ha visto lo que no vemos
con nuestros ojos ignorantes.

Saber que las culpas
depende de la consciencia
o de la conciencia
pero que se llevan a la tumba.

Y así acaba la historia,
sin pena ni gloria:
Tú ausente,
yo derruido y culpado,
solo hallamos suerte
entre nuestros brazos.